LIMPIEZA FACIAL PROFUNDA

La piel sufre agresiones externas que afectan la calidad y la lozanía, generando un envejecimiento prematuro por factores como: el sol, el cigarrillo, mala alimentación y la contaminación. Por eso, es importante realizar constantemente una limpieza facial para eliminar las impurezas, células muertas y radicales libres.

Durante este tratamiento se eliminan los puntos negros, blancos, pústulas y demás imperfecciones, por medio de un proceso de oxigenación e hidratación con equipos de alta frecuencia y mascarillas hidratantes y descongestivas.